El LINK entre Maltrato animal, Violencia y Criminalidad

el link entre maltrato animal, violencia y criminalidad

¿Que es El LINK?

El LINK es la conexión entre violencia hacia animales y violencia interpersonal en todas sus formas (de menores, mayores, pareja,  filio-parental, acoso) y criminalidad.

 

En los últimos 35 años, investigadores y profesionales de diversos campos establecieron una relación importante entre ambas y comportamientos antisociales.

 

El maltrato animal es casi siempre solo la "punta del iceberg" y parte de un círculo inter-generacional de violencia, usado para manipular, ejercer poder y control.

 

Es uno de los 4 factores de riesgo más significativos para futura violencia de pareja.

 

Un altísimo porcentaje de mujeres maltratadas retrasa la salida del hogar por preocupación por sus animales.

 

En personas mayores, debido al fuerte vínculo emocional, son muy vulnerables a su manipulación para ejercer control y poder sobre ellos, explotarlos económicamente o tomar represalias, amenazando a quitarles o hacerle daño a su animal.

 

70% de delitos de maltrato animal en registros policías nacionales revelaron igualmente denuncias de comportamiento violento, incluido homicidio.

 

Según investigaciones policiales en EE.UU el maltrato animal es mejor predictor de agresión sexual que condenas previas por homicidio, incendio intencionado o delitos armados: El 100% de delincuentes sexuales habían maltratado animales. 

 

En  EE.UU., el FBI lo calificó en 2016 como crimen contra la sociedad  y a perseguirlo de la misma manera que homicidios, incendios provocados, robos a mano armada y agresiones.

La crueldad con animales se asocia fuertemente con todas las conductas antisociales, especialmente en hogares con alcoholismo, desordenes de conducta, trastornos de personalidad, ludopatía.

 

El Centro Nacional contra Terrorismo, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. y el FBI  consideran que la crueldad hacia animales un riesgo grave. Añadiendo  en julio 2018 un nuevo informe: Crueldad hacia los animales: Una posible conducta de advertencia para el terrorismo y otras formas de violencia premeditada contra los seres humanos.

 

En éste post nos centramos sobre todo en la incidencia del LINK en menores.

 

 

Rompiendo el círculo de maltrato y violencia

Para poder romper el círculo debemos comprender sus bases / factores de riesgo: variables ambientales  (influencia de educación por padres, medios, violencia en el hogar...), predisposición biológica (temperamento) y constructos cognitivos), funcionamiento y alcance.

 

Temperamento. 

Negligencia o abuso en la infancia llevan a insensibilidad y crueldad, carencia de sentido de culpa y empatía, uso de los demás para beneficio propio, menos receptividad a señales de castigo, sino a posibles “ganancias”. 

 

Diferencias de sexo.

Relación hombres – mujeres con tendencias agresivas alrededor de 10:1%.

Siendo los varones no sólo más propensos a cometer crueldad animal, sino que también a presenciarla.

 

Diferencias de edad.

La violencia y crueldad con los animales es más frecuente en adolescencia tardía y la adultez temprana con prevalencia en la franja de 18-35 años.

 

Exposición a violencia y maltrato animal.

Ser testigo de agresiones lleva al desarrollo de comportamiento agresivo:

En familias conflictivas un 29-75% presenciaron maltrato animal y un 10-57% participaron en él.

El maltrato animal y la violencia se aprenden en el hogar por exposición y observación, con más impacto en niños menores de 13 años, formando la creencia en la normalidad de conductas agresivas y violentas.

La crueldad hacia los animales se produce junto con otros comportamientos hostiles, como mentira, intimidación, peleas, mentiras, robos y destructividad, padres agresivos, conflictos familiares, negligencia y poco afecto. Dejando a los niños vulnerables al desarrollo de trastornos psicológicos y físicos.

 

Igualmente, observar violencia en los medios aumenta pensamientos agresivos, desensibilización, mayor aceptación y pasividad y apatía frente a comportamientos violentos.

 

 

Exposición de menores al maltrato ‘oficial y legal’ en España

No se puede hablar de maltrato animal, sus causas, consecuencias y prevención sin tener en cuenta la situación particular de España.

Curiosamente hace casi 20 años se realizó un estudio sobre la repercusión psicológica de la exposición de niños a corridas de toros, conducido por 12 expertos (4 equipos diferentes de psiquiatras y psicólogos) que muestra que puede aumentar agresividad, ansiedad, alteraciones de conducta, estrés postraumático  e insensibilización y producir indefensión para valorar las corridas ya adulto, buscando en ellas violencia. Pero, el resumen extraído por Dr. Echeburúa, cómo "valoración" o "reflexión personal”,  no es coherente con ellos y exalta más bien las corridas de toros.

Otros estudios internacionales (p.ej. Lequesne y Richier, 2011) más recientes añaden una grave debilitación del sentido moral y de valores, aprendizaje y justificación de violencia y crueldad socialmente aceptada en espectáculos para disfrute y fiestas.

 

 

Familiares y crianza.

El 75% de delincuentes agresivos, el 31% de delincuentes no agresivos padecían maltrato infantil repetido, frente al 10% de no delincuentes. En familias con abuso físico, hasta el 75% de padres y 30% de niños cometen maltrato animal. Hay una relación entre estrategias de crianza problemáticas (castigo corporal del niño) y crueldad hacia los animales de éste. 

 

Desplazamiento de la agresión.

Como vemos, la agresión redirigida no se da sólo en gatos.

Se trata de una agresión contra otro (humano o animal), no responsable del evento/estímulo desencadenante.

Niños abusados y maltratados pueden desarrollar ese tipo de agresión hacia animales.

Identificarse con su abusor les permite transformar la sensación de impotencia que sienten en sentido de control.

 

 

Estructuras cognitivas, guiones, regulación de emociones y empatía

Las estructuras cognitivas  (conocimientos adquiridos y su  forma de organizarlos en la  memoria) dependen del aprendizaje e influye también en él (incluyendo, entre otros, razonamiento, resolución de problemas y toma de decisiones) y guiones de memoria adquiridos durante el desarrollo temprano (aprendizaje de situaciones y automatización de percepción – juicio – decisión – conducta con atención selectiva a señales) afectan a la forma de percibir y estar en el mundo.

 

Así niños agresivos prestan predominantemente atención a señales sociales agresivas y a sus propios estereotipos que a señales externas. Niños maltratados físicamente tienden a fijarse en caras enojadas, con atención reducida a felices. Y personas agresivas son susceptibles de percibir hostilidad donde no la hay.

 

Y, probablemente atribuyen erróneamente intenciones hostiles a animales, al ser incapaces de interpretar correctamente sus señales.

 

Con el tiempo esas estructuras se vuelven automáticas (fuera de la consciencia), más rígidas y resistentes al cambio. Lo preocupante es que  esto pasa también a niños que presencian  violencia.

 

La información objetiva es procesada a través del filtro subjetivo de percepción, intuición y experiencia.

 

 

Actuamos y respondemos distinto porque pensamos distinto

(tenemos distintas estructuras cognitivas).

 

La buena noticia es que la estructura cognitiva no es rígida, evoluciona al adquirir nuevos conocimientos o al relacionar los ya presentes de forma nueva. Podemos cambiar nuestra estructura cognitiva.

  

Un punto muy interesante que explicaría porqué 30 años de "El nunca lo haría"  no han servido de nada.

Tal vez sea hora de diseñar acciones de protección anbimal desde la cognición e inteligencia emocional.

 

 

 

Emociones y empatía

Un comportamiento agresivo, especialmente contra compañeros, se evidencia ya desde el primer año de vida. El ingreso a la escuela disminuye sus niveles por el aprendizaje de habilidades interpersonales y competencias para regular las emociones.

La empatía es importante para las relaciones interpersonales y comportamientos, también con animales (fuerza del vínculo) y un inhibidor de la agresión.

 

 

Experiencias Adversas en la Infancia (ACE)

Las ACE liberan hormonas neuro-químicas, que pueden producir enfermedades, mala calidad de vida y muerte muchos años después.

El Cortisol afecta a glándulas suprarrenales y cerebro, aumenta la frecuencia cardíaca y presión arterial, disminuye la densidad ósea y la inmunidad y la capacidad de aprender y recordar.

El estrés crónico tóxico puede afectar la función del cerebro, activar y desactivar genes y producir cambios neurológico y fisiológico de por vida – transmisibles inter-generacionalmente a la descendencia.

 

A nivel emocional, las ACE llevan a una pérdida de confianza de protección por los adultos, aceptación del daño físico como comportamiento aceptable en relaciones supuestamente amorosas, insensibilización y disminución de empatía y búsqueda del poder dañando a otros.

 

 

Maltrato animal por niños y adolescentes

El maltrato de animales  por niños (salvo el inconsciente y de niños muy pequeños con sus facultades mentales y motoras aún no desarrolladas) *ver más abajo, es siempre una clara señal de alarma, que representan un riesgo para ellos mismos y para otros - y en otros países tomado muy en serio por pedagogos, fiscales y tribunales.

 

Es importante perseguir siempre estos caso e investigar las condiciones de vida del menor  (posibles abusos, violencia doméstica, ser testigo de violencia, signos de alteraciones relevantes psiquiátricas y psicopatías) y requieren siempre ayuda profesional psicológica y en casos severos el ingreso en psiquiatría forense.

 

* Los niños muy pequeños tratan a animales muchas veces, inconscientemente y sin malas intenciones, como juguetes. Animales que ya formaban parte de la familia antes del nacimiento del bebé suelen mostrar mucha paciencia. Pero se desaconseja la incorporación de nuevos animales en hogares con niños menores de 3-5 años.

 

También se puede dar crueldad hacia los animales por curiosidad y exploración en niños pequeños que aún no hayan interiorizado los valores sociales respecto al tratamiento apropiado de los animales (recordamos que la fuente es anglosajona).

 

 

Prevención

Cuando se da maltrato animal por un niño siempre hay que investigar sus condiciones de la vida (posibles abusos, violencia doméstica, exposición a violencia).

 

Animar y facilitar a profesionales veterinarios (*), psicólogos, médicos, policía especializada, para informar a las autoridades sobre cualquier sospecha de maltrato animal

 

(*)  En muchos países se han editado guías especiales para profesionales veterinarios. Y en EE.UU. la Asociación Nacional de Ficales ha editado un documento informativo sobre el LINK.

 

Crear de brigadas y patrullas de policías especializados para responder y actuar en casos de maltrato animal. 

 

Formación, sensibilización y compromiso real de concejales, abogados y jueces en la materia.

 

Incluir a animales de compañía en las órdenes de protección y alejamiento en casos de violencia doméstica y maltrato. En EE.UU actualmente en casi 60% de los estados.

 

Considerar como delitos graves  todo maltrato animal cometido en presencia de niños y prohibición de espectáculos públicos que implican violencia hacia animales. (En Idaho, EEUU son considerados maltrato infantil).

 

Incluir en las leyes el tratamiento psicológico obligatorio de condenados por maltrato animal.

 

Prevención educativa.

 

 

Proteger a la infancia de la violencia en todas sus formas

Esto incluye ciertos comportamientos agresivos legalizados cómo deportes o entretenimiento (tiro al pichón, toros) por implicar ciertas especies, mientras al mismo tiempo se declaran punibles otros por causar sufrimiento a otras especies (maltrato de animales de compañía). La paradójica provocan un conflicto psicológico y de valores  y sufrimiento en el niño, evitando el desarrollo de empatía y compasión – y con ello incapacitándole para una vida emocional sana y plena.

 

 

 

La investigación hoy día muestra que la crueldad legalizada influye en el desarrollo del cerebro de menores y provoca comportamientos agresivos.

Deberíamos cuestionarnos seriamente las implicaciones para una sociedad que festeja, fomenta, normaliza y oculta el maltrato animal.

 

Los que maltratan a animales no sólo comprometen su propio desarrollo sino inhiben el de toda la sociedad.

 

Es necesario visibilizar y denunciar la situación, ignorada de forma sistemática por gobiernos. No es una cuestión animalista, es una cuestión de seguridad ciudadana.

 

 

 

Sobre  The 'Making the Link' Study 

 

Hemos elegido, entre otra mucha información consultada, este estudio multi-dimensional, que muestra la conexión entre maltrato animal y violencia y los efectos psicológicos en niños expuestos regularmente al maltrato animal  comunitario y su impacto en la sociedad.

Que entre otras cosas explora las implicaciones para todos en una sociedad en la que el abuso de los animales es endémico, público y generalmente aceptado  (Rumanía).

Y lo hemos hecho por la situación singular  de España (que no se da en otros países Europeos) ,  con un tremendo 'tradicional' maltrato animal legal por vía de excepción. Con unos 60.000 animales  sufriendo crueldad extrema, mientras la gente, menores incluidos,  se divierte. A esto se suman medio millón de palomas y codornices  masacradas cómo 'deporte' y las 'victimas' de la caza.

 

Se complementa con el libro The invisible rape of Europe (La invisible violación de Europa), sobre la situación en Rumanía y las graves implicaciones posibles para toda Europa. Según su  autor debería ser de lectura  obligatorio para todo político que tenga un serio interés en el bienestar y la seguridad de la sociedad que representa. Porqué el problema es de una magnitud potencial que no puede ser ignorada y pueden impactar en cada nación, cada hogar de la U.E.

 

Terminamos con una frase de éste último:

La historia aún puede escribirse y finalmente requerir la re-definición de autoridad 'no competente' en ... 'incompetente'! …

Pero entonces será demasiado tarde.

 

 

Fuentes principales

The ‘Making The Link’ Study  (www.themakingthelinkstudy.org)

The National Link Coalition  (nationallinkcoalition.org)

The Links Group  (www.thelinksgroup.org.uk)

Sociedad Española Contra la Violencia (SECVI)  (secvicontralaviolencia.blogspot.com)

Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos  (coppaprevencion.org)

Criminología y Justicia - Animales y violencia  (cj-worldnews.com/spain/index.php/en/criminologia-30/animales-y-violencia)

The deadly link  (thedeadlylink.com)