El duelo por un compañero animal

el duelo por un compañero animal, urna personalizada

 

  • Sabemos que no existen recetas universales y que cada duelo es único
  • Qué el tema de la muerte y del duelo es para muchos un tema tabú.
  • Pero también que más tarde o temprano, todos nos vemos confrontado con él, y que la información es una herramienta poderosa en un proceso tan complicado, complejo y necesario. Para la persona en duelo y los que le acompañan en ese camino.

 

Nuestra sociedad actual, del fácil y ahora mismo, de la ley del mínimo esfuerzo y resultado instantáneo, evita (hablar de) muerte y vive de espaldas al dolor y sufrimiento y (ya) no está preparada para gestionar esos supuestos, ni para apoyar a una persona en su duelo. Más bien bloquea la expresión normal del dolor y el fluir del proceso natural (para el que, aunque en las primeras fases de tu dolor no te lo crees, estamos todos preparados biológicamente).

 

 

¿Que es un duelo?

 

Hay procesos profundos que se desencadenan de forma natural e involuntaria (emociones, pensamientos y sensaciones corporales) con la muerte de un ser querido, * incluso en animales (ver Cuando un amigo animal se va)

 

PERO … hace falta TIEMPO, PACIENCIA e INTROSPECCIÓN, parar, escuchar el dolor, la angustia, la culpa y demás emociones y conectar con el vacío, la soledad y el miedo.

 

Y la verdad, asusta.

 

Asimilar lo que implica racional- (sé que ha muerto y no volverá) y emocionalmente (sé que ha muerto y lo acepto) requiere un trabajo. Evitar esa tarea -dolorosa- no protege del dolor de vivir sin el ser querido fallecido.

Una de las tareas más importantes, si no la más, es RE-COLOCARLO emocionalmente.

No se trata de olvidar, sino de poder hacerlo sin dolor, re-elaborando el vínculo con él que ya no está.

 

Y duele.

 

Cómo ya dice su raíz latina, dolus, que significa dolor.

El dolor nos conecta con nuestra parte más esencial, íntima, frágil y vulnerable, que no es fácil mostrar a los demás, ni - a veces - a uno mismo.

 

El duelo es un proceso de adaptación normal y necesario tras una pérdida (de un ser querido,  una ruptura sentimental, pérdida de empleo, de la salud, de la juventud…) o cambio en nuestra vida (según Bucay incluso cambios a mejor, porque todos encierran la pérdida de lo anterior).

 

 

Fases del duelo

 

Aunque teóricamente se diferencian varias fases del duelo, sobre todo las primeras aparecen frecuentemente mezcladas. 

Recuerda: No es ninguna vergüenza perder los estribos en las primeras fases del duelo, es algo que tú no puedes controlar voluntariamente. Aún me acuerdo del espectáculo que debería haber montado en la clínica cuando Miga se fue súbita- e inesperadamente y al llegar a urgencias sólo me podían certificar su muerte. Obviamente en esos momentos no era yo misma y no tenía ningún control sobre la avalancha de emociones que me estaban asaltando.

 

INCREDULIDAD - estamos paralizados y negamos lo evidente, protegiéndonos del impacto del dolor ("no puede ser...")

 

REGRESIÓN - el shock da paso a un dolor intenso y una  explosión de sentimientos (llanto compulsivo, desesperación)

 

FURIA - pataleo, cabreo por lo ocurrido y con los demás

 

CULPA - fase de los "y si.." fantaseamos con escenarios distintos, incluso fuera de nuestro control y nos culpamos por lo ocurrido

 

DESOLACIÓN - cuando ya nos damos cuenta de la realidad y nuestra impotencia frente a ella. Suele ser la etapa más larga y dura.

 

FECUNDIDAD - transformación del dolor en algo útil para los demás, dedicado al ser fallecido (acciones altruistas). Cada acto de bondad ayuda a sanar la herida en nuestro corazón.

 

ACEPTACIÓN - de lo ocurrido, sabiendo que el que se fue siempre tendrá (un nuevo) espacio en nuestro corazón, pudiéndole recordar sin dolor.

 

 

El duelo, como crisis vital, que nos rompe los esquemas, puede ser devastador, pero también un motor de crecimiento interior, cuando re-aprendamos a vivir en el presente sin renegar del pasado.

 

Es un proceso de soltar. Aunque no haya que confundir apego con recuerdo. Conservar un recuerdo, incluso crear un pequeño rincón con una foto, velas y algún objeto del fallecido, puede ayudarnos en ese trayecto de despedida y re-ubicación - siempre que nos aferramos a lo que ya no está y ya no somos (junto al que se fue). 

 

Nuestras joyas - a diferencia de la joyería funeraria memorial convencional para cenizas - llevan una parte de tu compañero animal (de hecho el pelo lleva su ADN) - que te conectará con su vida, no su muerte. Son un recuerdo visible y palpable en el camino de soltar y de convertir el vacío en tu interior en agradecimiento y amor por el tiempo compartido.

 

 

Dificultades especiales del duelo por un compañero animal

 

Respetar el duelo por la pérdida de un ser querido no humano aún sigue siendo una asignatura pendiente para gran parte de la sociedad española.

 

Muchos se avergüenzan si no se ajustan a los parámetros de lo políticamente correcto. El duelo por el compañero animal se convierte en un duelo desautorizado, al que socialmente no se le da espacio, suponiendo y/o exigiendo una rápida recuperación, tratándose "sólo de un animal". Y surgen dudas y culpa acerca de la validez de los sentimientos, incluso frente a las personas más cercanas, la propia familia o pareja. Esa falta de apoyo (mantenido en el tiempo) dificulta aún más la tarea del duelo y la resolución del dolor

 

A eso se une en caso de una eutanasia muchas veces, en contra de toda lógica racional de hacer lo mejor para nuestro compañero animal, el sentimiento de no ser quien para decidir sobre la vida y la muerte. (Cómo ya hemos visto, la aparición de la culpa es inevitable, cómo parte del duelo).

 

 

Acompañar en el duelo

 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que cada duelo es una experiencia única y subjetiva y no hay escalas de dolor.

No es más importante un humano que un animal; no importa la especie, sino el vínculo que con el ser fallecido.

 

Es frecuente que, con la mejor intención, se intenta distraer (a) una persona en duelo, evitando pensar o hablar de su pérdida. Proteger del dolor y de las emociones revueltas únicamente consigue lo contrario: El aislamiento y la soledad frente al dolor. 

Hace falta espacio y tiempo, dónde poner palabras a las emociones y el dolor, con una escucha sincera sin valorar, cuestionar y juzgar.

En otros países más avanzados en la materia hay grupos de apoyo y líneas telefónicas específicas de ONGs. Si falla el apoyo y la comprensión del entorno cercano, recomendamos contactar con otros amantes de los animales que están pasando o han pasado por la misma situación.

 

Las típicas frases hechas cómo "es ley de vida", "era muy mayor / enfermo",  "no estés triste, él no te querrá ver así", "tienes que ser fuerte" … NO ayudan, sino dificultan la expresión y el desarrollo normal del duelo (ver arriba duelo desautorizado). Nadie "elige" sentir las sensaciones emocionales y físicas desagradables inherentes a las primeras fases de un duelo. Surgen y debemos aceptar y atravesarlas. Sólo a partir de cierto tramo de la etapa de desolación hacia la fecundidad somos capaces de y debemos decidir qué hacer con nuestro dolor y transformarlo. Cada uno su ritmo.

 

 

Y, el tiempo ¿lo cura todo?

 

La distancia frente a un suceso doloroso (la muerte del ser querido) ayuda a relativizar y a mitigar el dolor (de la pérdida), pero no lo resuelve.

 

 

El bloqueo en el duelo

 

Signos de bloqueo son entre otros: evitar mirar fotos o hablar del fallecido, refugiarse en actividades o llenar nuestro tiempo para evitar encontrarse con uno mismo, aislarse del mundo, dejar de hacer cosas con las que disfrutaba.

A mí me pasó después de la muerte de mi querido compañero felino Charlie, que coincidió con los inicios de mi proyecto. Me refugiaba en el trabajo, dejando de lado actividades agradables y lo único que conseguí era sentirme mal cada vez que paraba.

 

Si un duelo se enquista y no lo podemos elaborar correctamente, el dolor se cronifica. La única solución es la aceptación del dolor y la resolución, pasando por todas las fases del duelo.

 

 

El duelo demorado

 

La técnica de evitación NO FUNCIONA.

Hay personas, que evitan conectar con esa parte sensible de su interior y expresar y compartir su dolor.  Pero, si no expresamos y se nos permite expresar lo que sentimos y hacemos el trabajo de duelo, éste no desaparece, se demora y aparece tal vez años después. El dolor siempre se abre paso y puede dar lugar a signos físicos cómo dolores de cabeza, espalda y pecho.

 

 

El duelo anticipado

 

Confrontado con la cercanía de la muerte de un compañero animal anciano o gravemente enfermo, muchas veces no sabemos gestionar nuestras emociones y surge un duelo anticipado, con todas las fases iniciales del duelo, pero imposible de resolver si la situación se mantiene. Sabiendo cómo acompañar a nuestro gato, perro u otro miembro animal de la familia en el último tramo de su vida adecuadamente, no sólo es positivo para nosotr@s, sino para él. Además, pasar un duelo anticipado no nos libra del duelo después de su muerte. Y pueden surgir incluso remordimientos. Proyecto Noa ofrece periódicamente el taller "El último suspiro" en varias ciudades españolas.

 

No saber cómo reaccionar puede ser aterrador (lo atestiguo por experiencia propia con India), pero aun así, si "mandas de paseo a la mente y escuchas a tu corazón", cómo finalmente lo hice yo, tu intuición te guiará.

 

 

RESUMIENDO LO MÁS IMPORTANTE

El duelo es un proceso natural y necesario tras la pérdida de un ser querido. Cada duelo es único, con su propio ritmo. Consiste re-colocar emocionalmente al / lo que ya no está. No depende de la especie (animal o humana) sino del vínculo. 

 

 

Los restos mortales de nuestra querida Miga descansan ahora en ésta original urna personalizada del Grupo 57 Ceramistas, creada especialmente para ella según nuestros deseos. Y con una parte de su pelo creamos una joya, reflejo de su esencia... inolvidable - con su fuerte presencia, apareciendo en nuestra vida como un signo de exclamación ...

 

dep-miga-de-mi-miga-urna-joya-personalizada-signo-exclamacion

 

Entradas relacionadas

Acabo de perder a mi amigo animal (firma invitada en ArcoIris Pets)

Cuando un amigo (animal) se va...  -  Cuestiones prácticas y emocionales

Cuando un amigo se va  -  Joyas artísticas personalizadas de recuerdo

Siempre en el corazón 

El duelo por un compañero animal (2) 

Estar de duelo en Navidad (PRÓXIMAMENTE)