Cuidado: ¡Plantas tóxicas!

gatos-plantas-toxicas

Los gatos y el 'verde'

 

Aunque los gatos sean carnívoros, muchas veces - sobre todo en las épocas de muda de pelo - se ven comiendo hierba para ayudarse a expulsar la excesiva cantidad de pelo ingerida, bien vomitando bolas de pelo (o tricobezoares) o echándolo con las heces.

 

 

NO tóxico no equivale a seguro

 

El tema gatos y plantas es muy complejo porque en potencia casi cualquier planta puede ser mala para nuestros gatos... depende de mucho más factores que el de aparecer en una lista o la otra... (grado de toxicidad, toxicidad especie específica, cantidad ingerida, condición de gato, tratamiento de la planta...) - por lo que hay que tener mucha precaución con los listados de plantas tóxicas  /no tóxicas en Internet.

 

Para ilustrar que no es un tema fácil ni baladí, hay 2 libros de 116 páginas cada uno (en alemán) sobre gatos y plantas y plantas para balcones en casas con gato (Katzenpflanzen y Katzenbalkon de Sabine Ruthenfranz, disponibles en amazon)

 

Cómo ya dijo Paracelso en el siglo 16: 'Todo es veneno, nada es sin veneno. Sólo la dosis hace el veneno'.

 

Y ¡cuidado! que una planta sea clasificada como no tóxica sólo se refiere a ocasionales mordisqueos, no que sea comestible.

 

Por eso es muy importante que nuestros gatos tengan su propia maceta de 'verde', que les podemos preparar fácilmente: ver vídeo

 

 

Muchas plantas son tóxicas para los gatos

 

Desgraciadamente diversas plantas - muy habituales - en nuestros jardines y balcones, resultan ser venenosas para nuestros gatos. Algunas sólo causen leves molestias, pero otras pueden afectar gravemente la salud de nuestro gato e incluso poner en peligro su vida.

 

Toxicas son p.ej. narcisos, tulipanes, geranios, dieffenbachia, calla, amarilis, azalea, ciclamen, algunos helechos, yedra, retama, adelfa, ficus, laurel, patata, tomate.

 

La Universidad Veterinaria de Zürich (Instituto para Farmacología y Toxicología) cuenta con una web específica con un sistema informatizado* de información sobre medicamentos  y venenos para veterinarios con una exhaustiva BDD de plantas, listadas por su nombre botánico y clasificadas por su toxicidad (no tóxico, levemente tóxico (+), tóxico +, fuertemente tóxico ++, extremamente tóxico +++, toxicidad especie específica +  | fuerte ++ | extrema +++,  tóxico en casos excepcionales •  | muy tóxico  ••)

 

Está en alemán, pero es fácil buscar: Pinchando en "Namen" (nombres) se accede a un listado de plantas  ordenadas alfabéticamente.

También se puede buscar toxinas y plantas directamente en el campo de búsqueda.

 

(*) NOTA: El sistema CliniTox, pensado para veterinarios, ofrece también información detallada sobre medidas diagnósticas y terapéuticas en caso de envenenamiento de animales pequeños y rumiantes, cerdos y caballos. Si fuera necesario, pasa la información a tu clínica.

 

 

Como minimizar riesgos

 

Cuando voy a comprar una planta nueva, siempre consulto antes o me llevo la lista impresa al vivero y así ya he podido evitar traerme p.ej. una "pata de elefante", que a mi me encanta, pero es mala para mis peludas compañeras...

 

Además muchas plantas - incluso las inocuas para nuestro gato - pueden haber sido tratadas con productos fitosanitarios (fungicidas, pesticidas y fertilizantes) y/o sprays abrillantadores, por lo que es aconsejable ducharlas para eliminar posibles sustancias nocivas.

 

Por ello, hay que procurar también que en el riego no quede agua en los platos de los maceteros que puede llevar restos de estos productos en la tierra.

 

Y si queremos abonar nuestras plantas, existen en el mercado abonos no tóxicos para animales. Muy prácticos son p.ej. las varillas que se 'esconden' en la tierra y liberan el abono poco a poco.

 

Lo mismo aplica a flores cortadas y ramos. En este caso tenemos que asegurar que el gato no llegue al agua del florero.

 

Además exiten plantas en principio inocuas, como las conocidas cintas (Chlorophytum comosum) que para nosotr@s con muy beneficiosas porque filtran el aire. Pero precisamente eso puede llevar a una intoxicación de nuestro gato si mastica las hojas.

 

Con algo de sentido común e inventiva podemos disfrutar tanto de las flores como de nuestros gatos sin tener que preocuparnos... p.ej. poniendo este ramo tan bonito en una vitrina... seguro a sí hasta nos dura mucho más... y nuestro(s) gato(s) están a salvo.