Colonias de gatos & Salud Pública

colonia de gatos

 

Durante miles de años los gatos vienen viviendo cerca de los humanos. Que esta convivencia de vecindad en nuestras ciudades no sea fácil para ellos (urbanización, tráfico, maltrato, programas de erradicación municipales) es un hecho - pero con un poco de ayuda y respecto pueden vivir una buena vida.

 

El CES/CER es la forma más ética, efectiva y barata de gestionar la presencia de gatos ferales urbanos.

 

Significa Capturar, Esterilizar, Retornar [al mismo sitio] de T(rap) N(euter) R(eturn) en inglés.

 

IMPORTANTE

No existe evidencia de que gatos ferales representan un riesgo para la salud pública.

(Deborah L. Ackerman, M.S., Ph.D., an profesora de epidemiología UCLA School de Salud Pública.

  • La mayoría de las enfermedades que infectan a gatos solo son transmisibles gato a gato, no gato a humano.
  • En el caso de parásitos intestinales muchos son especie específicos
  • La toxoplasmosis, es según la OMS, una enfermedad de transmisión alimentaria (producida por ingestión de alimentos no lavados/cocinados suficientemente) y el contagio por un gato muy improbable (habría que ingerir las heces). Cómo comentamos en un post anterior, incluso conviviendo con un gato, es más fácil que te toque la lotería que coger toxoplasmosis de él.

En general, estadísticas de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que convivir con un gato es raramente fuente de enfermedad - así existe aún menos riesgo por gatos ferales, que evitan el contacto con humanos. Es mucho más posible coger una enfermedad de alguien en una cola de supermercado, autobús etc. 

 

Respecto a la rabia, según la OMS, en hasta el 99% de los casos humanos, el virus es transmitido por perros domésticos. Asia y África concentran más del 95% de las muertes por rabia. En España (peninsular e insular) no se han registrado casos de rabia en animales terrestres desde el año 1964, a excepción del brote de Málaga de 1975 y el caso importado en junio de 2013. (Fuente: Análisis de riesgo; Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio-Ambiente y Ministerio de Sanidad).

En EE.UU., dónde la rabia aún no está erradicada, con 31 casos en humanos en 10 años (2003-2013)no ha habido ni un solo caso de contagio gato-humano en los últimos 40 años. Algunas especies, como perros o zorros pueden albergar una cepa de rabia especialmente adaptada a ellas (rabia canina y vulpina), convirtiéndose en una fuente de rabia que se mantiene con el tiempo. Los gatos nunca han desarrollado una cepa de rabia propia que se mantenga en la población felina. En caso de vacunar (no todos los protocolos CES/CER lo incluyen), con una sola vacuna se puede proteger a un gato hasta 4 años.

 

Tampoco vale esgrimir el argumento de enfermedades transmitidas por vectores. No son los gatos que propagan la enfermedad. Sin ellos, los insectos simplemente buscan otro huésped, cómo perros, ratas, ratones…

 

Las personas implicadas en estudiar, enseñar y defender la salud pública reconocen que los gatos ferales no propagan enfermedades a personas. Y que políticas de CES/CER deben reflejar ciencia y datos - los gatos ferales son animales sanos. 

 

Mitos, miedo y exageraciones intencionadas fuera

 

Respecto a la Bartonella henselae (causante de la enfermedad del arañazo) ni siquiera se menciona en relación a gatos ferales y un potencial riesgos para la salud humana en la web de alleycat.org, unos de los máximos referentes en #CES/CER, con 25 años de experiencia y el European Advisory Board On Cat Diseases (ABCD) desaconsejan hasta el test en gatos o personas que conviven con ellos, salvo en caso de personas inmunodeprimidas - y optan por la educación

 

european advisory board on cat diseases bartonellosis

 

Albert Lloret, miembro español del ABCD, veterinario especialista en medicina felina y enfermedades infecciosas aboga por no realizar testaje alguno en los protocolos CES, ya que la validez de los tests es relativa y lo prioritario debe ser la esterilización, la mejor forma de reducir las vías de transmisión. Realizar tests significa menos recursos para esterilizar.

De la sesión sobre salud pública y animales de compañía sobre enfermedades contagiosas de los gatos (víricas, parásitos, toxoplasma...) y Estrategias de prevención en colectividades, organizada por el Colegio Vet. Álava-Consejo de Colegios Veterinarios + Centro de Estudios Ambientales Ayto. Vitoria-Gasteiz - Salud y bienestar animal el 28 de febrero 2012 se desprende que un riesgo por colonias de gatos para salud pública nunca ha sido demostrado. Ninguna de las enfermedades causadas por virus que afectan a gatos puede afectar a personas. Y las enfermedades potencialmente transmisibles de forma indirecta (parásitos, toxoplasmosis) son de fácil prevención, especialmente si la colonia está bajo control.

 

Si incluso personas inmuno-comprometidas pueden compartir su vida con gatos, creemos que no debe haber falsas excusas en contra de la presencia de colonias de gatos controladas. 

Es hora que las autoridades correspondientes se (in)formen para abordar una gestión de las colonias acorde a los tiempos.

 

Nos encantó la contestación de Mª Teresa Alonso de Pedro, veterinaria especialista en Medicina del Comportamiento y miembro de AVATMA (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal) a la autora de "Mi gata no es cuqui ni adorable", Marta Nieto, que queremos compartir contigo aquí:  avatma.org/2018/02/01/contestacion-a-dona-marta-nieto-mi-gata-no-es-cuqui-ni-adorable/