Golpe de calor en gatos

gato-golpe-calor-compresa-hielo
El gato de la foto no ha sufrido ningún golpe de calor. Es Miga cuando tuvo un problema de mamas, que tuvimos que tratar entre otras cosas con aplicación de frío.

 

Hasta ahora pensábamos que los gatos fueran menos expuestos a golpes de calor, salvo quizás en los viajes (- en parte también por el estrés -) y por ello avisamos del riesgo en Vacaciones ¡No sin mi gato!

 

Pero, esta mañana hemos visto las orejas al lobo al enterarnos que una amiga de Facebook casi perdió a su gata, en casa, por un golpe de calor...  Así qué - a tomar nota, sobre todo l@s que convivís con gatos chatos (persa, exóticos...), cachorros, mayores, obesos, enfermos, con movilidad reducida y/o de pelo largo.  Y al menor síntoma actuar rápidamente.

 

 

 

Cómo regulan los gatos el exceso de calor

 

Los gatos no pueden sudar como nosotr@s para regular su temperatura corporal, y cuentan sólo con glándulas sudoríparas en el ángulo de la barbilla, los labios, el ano y entre las almohadillas de sus patas, las orejas y la boca ( jadean * ver 'síntomas')  para deshacerse de un exceso de calor.

 

Evita: ansiedad, miedo y estrés excesivo

que pueden contribuir a encadenar un golpe de calor que puede comprometer la vida de tu felino. 

 

 

Síntomas

  • inquietud al buscar un sitio más fresco 
  • aseo excesivo 
  • respirar con la boca abierta 
  • jadeo 
  • patas sudorosas (huellas de sudor en el suelo) 
  • babeo 
  • encías enrojecidas o moradas 
  • respiración acelerada 
  • pupilas dilatadas 
  • vómito 
  • tropiezos 
  • letargo, colapso, convulsiones 
  • insensibilidad 
  • fiebre alta 

 

Prevención

  • déjale siempre acceso a sitios fresquitos 
  • reparte agua fresca en varios cuencos por toda la casa 
  • pon toallas humedecidas colgadas o en el suelo para refrescar el ambiente (en las del suelo también se puede tender) 
  • asea a tu gato con una manopla humedecida 

 

Medidas de urgencia

 

¡cuidado! bajar la temperatura PAULATINAMENTE 

 

  • lleva a tu gato a un sitio fresco 
  • empieza a mojar su pelo, empezando por cabeza y cuello 
  • dale de beber (usar eventualmente una jeringuilla) 
  • tápalo con trapos húmedos 
  • LLAMA A TU VETERINARIO 

 

Más fresquito al veterinario o de vacaciones

 

Si tienes que llevar a tu gato al veterinario, ten cuidado con la temperatura dentro del coche, y especialmente dentro del transportín. Pon placas de hielo para la nevera envueltos en una toalla debajo del transportín para mantenerlo fresquito. 

 

Este truco sirve también si llevas a tu gato contigo de vacaciones! En este caso, lleva además una botella de agua y toallas en el coche, por si acaso... 

 

 

Por favor comparte la información - puede ayudar a salvar vidas.