Cómo llevar a tu gato o perro seguros en el coche

gato-transportin-india-de-mi-miga

 

Llevar suelto a un animal en el coche supone, en caso de accidente (o frenazo imprevisto), una amenaza mortal para todos los ocupantes del vehículo.

 

El ADAC realizó una serie de crash-tests con velocidad de impacto de 50 km/h y dummys de un gato de 4kg y un perro de 22kg, con diferente sistemas de seguridad y emplazamientos en el vehículo.

 

 

Gatos y perros pequeños

 

Se recomienda ubicar el transportin de plástico en el suelo entre asiento frontal y trasero, perpendicular a la dirección de marcha. La posición lateral minimiza el riesgo de heridas para el animal. No así con la supuesta protección anclando el transportin al cinturón en el asiento trasero. Tanto la conexión, como el transportin se rompieron por el impacto y el gato fue lanzado al interior del coche.

 

video1 | video 2 de RACE

 

 

Perros más grandes

 

Para transportines más grandes se ofrece el área de carga de vehículos combi, con la parte trasera inclinada, furgonetas y 4x4. Pero también aquí la ubicación es la clave. Poner el transportin perpendicular a la dirección de marcha, reparte las fuerzas de impacto de forma homogénea. Box y respaldo se deformaron en algunos casos, pero aguantaron el impacto. Para optimizar, se puede montar adicionalmente una buena parrilla de separación e implementar la seguridad con un simple truco: cerrar los cinturones de seguridad de los asientos traseros (sin pasajeros) para darles más estabilidad a los asientos traseros.

 

 

Arneses de seguridad para perros

 

Hay muchos tipos de arneses de seguridad para perros en el mercado, pero lamentablemente la mayoría no ofrecen una protección real. Se recomiendo usar sujeción doble y anclaje Isofix.

 

Otros crash-tests, realizado en EE.UU. por el Center for Pet Safety, revelaron que 4 de 12 arneses no pasaron ni siquiera los preliminares y de los restantes 7, sólo uno ofreció realmente protección, el americano Sleepypod Clickit Utility.

 

 

El modelo alemán Allsafe, con una respuesta admirable, falló sólo por el diseño de la extensión de fijación, que no pudo mantener al can en el asiento durante todo el tiempo del test. Sin dicha extensión funcionó perfectamente, sujetando ahora al perro por el tiempo completo.

 

Además está testado por el ADAC y tiene certificación TÜV. Puedes comprarlo en España en zooplus.es (ver aquí)

 

Es importante elegir el arnés adecuado y entrenar con el perro su uso para poder viajar sin distracciones que pueden causar accidentes.

 

Tanto ADAC como el Center for Petsafety recomiendan arneses SIN extensiones, que evitan que el perro se pueda mover del asiento. Para ir todos tranquilos hay que habituar al perro mediante condicionamiento positivo al arnés, con varios trayectos cortos de unos 5 min.

 

 

Resumiendo

El mejor sitio para nuestros compañeros peludos es siempre un transportin adecuado en la ubicación correcta.