"Quasi" un milagro

 

La increíble historia de un gato que sobrevive el choque con un coche a 120km/h y ser arrastrado durante 12 km

 

Cuando la noche del 8 de Julio una conductora en el camino a casa en la A14 dirección Lucerna (Suiza) escuchó un sonido sordo no le dio más importancia.

 

Hasta que, 12 km más tarde, una vez en destino, descubrió la parte trasera de un gato colgando del parachoque frontal de su coche! Un gato que seguía VIVO!!

 

Avisó de inmediato a la policía, pero los agentes no fueron incapaz de librar al involuntario polizón, que tuvo que ser anestesiado por una veterinaria para poder ser liberado de su precaria situación.

 

El calor de motor le había quemado orejas y cabeza, tenía el peroné fracturado, un tobillo luxado y en situ fue imposible calibrar posibles heridas internas. Así fue llevado a la Clínica de Animales Obergrund en Lucerna. Y a pesar de necesitar ser operado 4 veces y del largo y costoso tratamiento, en ningún momento se pensó en eutanasia. "Después de sobrevir este viaje infernal, no queríamos jugar a ser Diós" - comenta Dr. Kaiser, uno de los veterinarios de la clínica.

 

En las semanas siguientes todo el team se ocupaba con mucho cariño del minino, al que bautizaron por sus múltiples heridas como Quasimodo en alusión al Jorobado de Notre Dame. Y el felino, que contra toda esperanza había sobrevivido un choque con un coche a 120km/h y el siguiente arrastre durante 12 km, logró recuperarse completamente. Hoy sólo un pequeño "defecto" estético de sus orejas recuerda lo pasado.

 

Como el afortunado gato de unos 3 años no llevaba chip y nadie lo había reclamado, lo nombraron "Gato de la Clínica" y Quasi* [alemán para "casi"] se puede quedar.

 

Hace 2 días finalmente la policía suiza, una vez notificada la recuperación de Quasi, hizo pública el feliz desenlace de la historia de un gato que "quasi" ha tenido muchísima suerte!